Cámara en el trasero

Después de sentir ciertas miradas y por simple curiosidad, esta chica decidió comprobar lo que se dice:  que los hombres siempre voltean a ver a las mujeres cuando dan la espalda.

Para ello, y con ayuda de una amiga, se instaló una cámara en la parte de atrás del pantalón, y fue a caminar por las calles de Los Angeles.