Te estoy hablando!

Un gatito trata de llamar la atención de otro, primero muy tranquilo y después no tanto.