Me atacaron unos ninjas, pero ya me los comí