Leonardo, el camaleón daltónico